El nadador Ángel Francisco De Oña Ramirez (Málaga, 30 de diciembre del 2002) destacó en la pasada temporada al participar en el Europeo júnior de aguas abiertas, cita en la que ocupó la 20ª plaza en el 10 kilómetros júnior 2 con un crono de 2.01.08 horas. De Oña acusó un problema en un hombro que le mermó en el momento clave de la carrera. Ahora nos cuenta sus sensaciones ante la nueva campaña que se avecina.

-Durante el Europeo de aguas abiertas sufrió un problema en un hombro que le impidió rendir a tope. ¿Cómo se vio durante la carrera?
-Durante la carrera me vi muy fuerte, aún teniendo algún que otro despiste al principio de la carrera. Sentía que podia colocarme en los puestos delanteros fácilmente, pues me encontraba en un estado de forma muy bueno.

-La temporada estuvo marcada por el covid-19. ¿Cómo se las apañó para llegar a la temporada de verano en la mejor forma?
-Bueno, no fue una temporada de lo más sencilla. De hecho, diría que fue la más dura de mi vida, ya que pasé momentos en los que estaba derrumbado, aunque siempre pensaba en este campeonato e intentaba dar todo lo que podía. Además he tenido un apoyo fundamental fuera del agua, tanto a nivel psicológico (amigos, familia y profesionales), como a nivel fisiológico, gracias a la ayuda del nutricionista Francisco Jiménez.
-¿Cuáles son sus objetivos de cara a la nueva temporada?
-Esta temporada viene con muchos cambios, pero a la vez tengo unas ganas inmesas de superarme día a día. Quiero demostrar que soy capaz de cosas grandes y el primer paso para eso es comenzar a entrenar al 100% cada día.
-¿Cómo analiza su evolución en los últimos años en las pruebas de aguas abiertas?
-Pues como comentaba, la pasada temporada fue difícil, en el que las cosas no salían. Incluso algunas veces no me sentía yo, pero creo que estoy teniendo una evolución muy buena cada año. Voy escalando puestos y sobre todo voy cogiendo mucha experiencia que al final es lo que vale en aguas abiertas.

La nadadora del Inacua Málaga María de Gádor Luque Calvo (Linares, 26 de abril del 2006) participó a sus quince años en el Europeo júnior de aguas abiertas de París, cita en la que obtuvo la 15ª plaza en el 5 kilómetros júnior 1 con un tiempo de 1.03.27.2. Luque entrena en el Centro Especial de Tecnificación Deportiva que la Federación Andaluza gestiona en Málaga.

-¿Cómo valora su actuación en el Europeo júnior de aguas abiertas?
-Lo valoro de una manera positiva, porque fue la primera vez que competí en un Europeo y la tercera vez que competí en aguas abiertas. Así que satisfecha por haberlo dado todo, habiendo aprendido de los nadadores que tienen más experiencia, además de haber disfrutado de cada momento. Sobre todo estoy muy agradecida a las personas que me han apoyando en cada momento.

-¿Qué ha sacado en positivo de la experiencia de medirse a las mejores de Europa de su edad?
-Gracias a tener la posibilidad de medirme a las mejores de Europa tengo más motivos para seguir compitiendo.

-¿Qué prefiere competir en piscina o en aguas abiertas?
-Disfruto mucho de las dos modalidades y quiero seguir compitiendo en ambas en un futuro.

-¿Cuáles son sus objetivos para la nueva temporada?
-Mejorar mis marcas y mejorar mis clasificaciones en los campeonatos europeos.

La nadadora malagueña Paula Ruiz (Mairena) aguarda con resignación pero al mismo tiempo con esperanza los días de estar casa por el coronavirus. Ruiz, que está clasificada para el Preolímpico de aguas abiertas, sueña con ganarse una plaza en los Juegos de Tokio del 2021.
-¿Cómo lleva estos días la inactividad en su casa?
-Pues como todos, resignada. El cambio ha sido brutal. De un día para otro te cambia la vida, rutinas, proyectos, ilusiones, objetivos, sueños... todo eso pasa a no significar nada. De un minuto a otro te ves metida en casa, en 90 m2 con mi familia, miedos, incertidumbres, las noticias cuentan miles de muertos, enfermos, contagios… parece que es un mal sueño, una pesadilla, y esperas a despertar para ver que todo eso es mentira!!! Pero no, no es una pesadilla, es real. Aún me cuesta creerlo.
-¿Qué tipo de ejercicios puede hacer en estos días?
-Esto lo leerá gente del mundo de la natación, técnicos, deportistas etc. todos sabéis que soy fondista, mis carreras son de 10 kilómetros. Preparaba el Preolímpico, con muchísimas ilusiones reales puestas en ello, pues devuelvo la pregunta. En un piso de 90 m2 sin piscina, vivimos cuatro (mi familia) ¿se pueden preparar 10 kilómetros de nado a un nivel cómo para clasificarse para unos Juegos Olímpicos?.
-¿Qué opina sobre el aplazamiento de los Juegos Olímpicos?
-Ha sido un alivio, una decisión bajo mi punto de vista muy acertada. Ahora le toca a España decidir, a quien le corresponda, tomar la decisión y pensar en el deporte y en sus deportistas. Sobra decir que lo primero es la salud, eso está claro, pero paralelamente se pueden hacer otras cosas. Hay que trabajar cada uno desde donde le toca, no podemos estar en un “kitkat” permanente.
-¿Cómo ve el Preolímpico de aguas abiertas que al final tendrá que disputar?

-A día de hoy no sé cómo llegaré, sigo en cuarentena, pero algo tengo clarísimo, lo haré como siempre cuando me la he jugado, daré mi mejor versión, lo mejor que haya podido llegar en ese momento. Estoy enfadada con la situación y con el covid-19. Sacaré toda esa rabia cuando llegue el día, es lo único que me queda.

-¿Cómo cree que va a afectar a su preparación estas semanas sin tocar el agua?

-Sinceramente no lo sé. Nunca me he visto en algo igual o similar, no se puede comparar a unas vacaciones, es algo desconocido para todos. Desde aquí lanzo una pregunta. ¿Por qué algunos trabajadores pueden seguir con su trabajo y nosotros no? Podría poner muchos ejemplos, pero como siempre me dicen ellos (mis padres), pon ejemplos de tu vida. Mis padres van los dos a trabajar (no son del sector primario) e igual que ellos, todos sus compañeros que son muchos, cumplen estrictamente con las normas marcadas por el gobierno, la salud lo primero. ¿No se podría buscar una solución para nosotros?. A mí se me ocurren varias, pero esto depende de nuestros gobernantes. En otros países han encontrado fórmulas.
Desde el 13/03 #yomemequedoencasa, responsabilidad y solidaridad lo primero. No he salido ni a tirar la basura ni a pasear al perro.

La nadadora internacional malagueña María Claro (Mairena) está pasando de la mejor manera posible los días de estar en casa por la crisis del coronavirus. La vigente campeona europea jùnior de aguas abiertas espera con paciencia el regreso a la competición.
-¿Cómo lleva estos días de inactividad en su casa?
-Pues bien, dentro de lo que cabe. Sinceramente pensaba que lo llevaría peor, pero estoy intentando ver el lado positivo de esto, tiempo para pensar en mí, desconexión y tiempo para pasarlo en mi casa porque luego estoy siempre fuera. Intento estar lo más entretenida posible y seguir activa haciendo lo que puedo en mi casa.
-¿Qué tipo de ejercicios puede hacer en estos días?
-Se puede hacer mucho si quieres, pero hay que usar la imaginación. También puedo hacer un poco de cardio porque tengo una bici estática. La cuestión es saber aprovechar lo que tengas. Yo más o menos tengo lo necesario.
-¿Qué opina sobre el aplazamiento de los Juegos Olímpicos?
-Creo que ha sido una buena decisión. No creo que haya que arriesgarse porque tampoco sabemos lo que va a durar esto y como va a influir. Supongo que ha sido la decisión más justa y bueno, así tendrán los deportistas un año mas de preparación.
-¿Cómo ve las grandes competiciones internacionales que en teoría todavía tiene por delante?
-Todavía no hay fechas oficiales, no se sabe que va a pasar aún. Sean cuando sean, intentaré llegar lo más preparada posible.
-¿Cómo cree que va a afectar a su preparación estas semanas sin tocar el agua?
-La vuelta será dura, más que cuando volvemos en septiembre. Hay que tener paciencia. No me gusta pensar en el momento en el que haya que volver. Tengo ganas, pero me agobio y prefiero ir día a día e intentar hacer lo máximo posible para volver en la mejor forma posible.

El nadador Ángel de Oña (Inacua Málaga) destacó la pasada temporada al lograr la séptima plaza en la categoría júnior 1 del Europeo de aguas abiertas. El malagueño ha iniciado la presente campaña participando también en la Copa Comen, evento en el que ganó por equipos con la selección y obtuvo la séptima plaza individual.
-¿Cómo se sintió en su participación en el Europeo júnior de aguas abiertas?
-Creo que fue una de las mejores experiencias que he vivido hasta el momento. Me sentí muy orgulloso de haber conseguido los objetivos propuestos en la temporada. A la hora de nadar me sentí muy contento por estar viviendo el momento más esperado de la temporada.

-¿Qué aspectos de su técnica y táctica en estas pruebas cree que puede mejorar?
- Con respecto a la técnica, todavía estamos trabajando en perfeccionarla, como el brazo. Con la táctica, con cada carrera vamos probando cual es la táctica que mejor me puede funcionar pero esto se basa más en la experiencia.

-¿Se siente algo especial nadando para tu selección nacional?
-Es algo único saber que estás con la selección española y que estás representando a tu país. Es una sensación increíble representar a España.

-Esta temporada la ha empezado sumando un oro por equipos en la Copa Comen ¿Cómo se ve de fuerzas ahora?
-He empezado la temporada con muy buenas sensaciones y con ganas de dar más que la temporada pasada. Este año hay muchas cosas y hay que saber entrenar al 100% en cada momento.

-¿Qué objetivos tiene para la nueva campaña que acaba de iniciar?
-Mi objetivo sin duda es clasificarme para el Mundial júnior. Es una tarea difícil pero haré todo lo posible y que esté en mis manos para luchar por esa plaza.

La nadadora María Claro (Mairena) logró el pasado verano el mayor éxito de su carrera al proclamarse campeona de Europa de aguas abiertas en la categoría júnior 1. La gesta la obtuvo en Racice (República Checa). La malagueña de Mijas consiguió además dos plazas de finalista en el Europeo júnior de piscina al ser 4ª en 1.500 libres y 5ª en 800 libres. La nueva temporada la ha iniciado ganando de nuevo, en esta ocasión en la Copa Comen de aguas abiertas, pues obtuvo oros en su prueba individual y en el relevo.
-¿Cómo vivió la carrera que le dio el título europeo júnior de aguas abiertas?
-Al principio fue difícil, pues estaba en el grupo con los golpes, pero una vez que me separé, ya en lo único en que me tenía que concentrar era en ir rápido. Cuando llegué, lo primero que sentí fue satisfacción por todo lo que había entrenado.
-¿Se veía con opciones de ganar antes de iniciar la prueba?
-Sí, pero tenía claro que había gente de nivel que no me lo iba a poner fácil.
-¿Cuál es la clave para ganar en solitario en un campeonato europeo?
-Yo pienso que la base está, aparte de en el entrenamiento, que es obvio que es lo más importante, en la confianza que tengas. Tienes que marcarte un objetivo. A la hora de competir es fundamental tener una estrategia, pero también saber adaptarse a los cambios.
-También participó en el Europeo júnior de piscina ¿Cómo consiguió estar en forma en los dos campeonatos?
-Había poco más de un mes de separación entre ellos. Yo solo le hice caso a mi entrenador y confié en él y en los entrenamientos. La verdad es que estoy muy contenta con los resultados de los dos campeonatos.
-La nueva temporada la ha empezado ganando también en la Copa Comen de aguas abiertas ¿se ve más fuerte que hace unos meses?
-La carrera fue dura, acabamos de empezar. Para esta temporada quiero mejorar todo lo que he hecho en la anterior.
-Ya están entrenando juntas en el CETD de Málaga tres campeonas europeas o mundiales, Alba Vázquez, Paula Ruiz y usted ¿Cuál es la clave para que tantas destaquen?
-El trabajo, la disciplina, la constancia... Además que estar juntas entrenando nos aporta cosas positivas entre nosotras.
-¿Qué objetivos tiene para esta temporada?
-Este año empiezo con la distancia de 10 kilómetros. Soy de las pequeñas de la categoría, pero viendo los resultados estoy dispuesta a pelear por un buen puesto en el Mundial de aguas abiertas júnior.

Patrocinadores

Colaboradores

Institucionales