La malagueña Carmen Balbuena Heredia (Torremolinos, 1 de marzo de 1999) ha sido una de las nadadoras andaluzas más destacadas en el inicio de la temporada. En el Campeonato de España de piscina corta rindió a su mejor nivel de los últimos años al rebajar en 11 centésimas (27.47) el récord andaluz de 50 mariposa que tenía desde el 2014 en 27.58. Además ganó las tres pruebas de mariposa en la Copa Andalucía de clubs de Primera. En la recta final de la pasada campaña ya demostró que estaba recuperando su mejor forma al lograr un bronce en 200 mariposa en el Campeonato de España de verano. Con su habitual simpatía, esta nadadora del club Inacua Málaga ha vuelto a llenar de ilusión a todos los que la han seguido desde que destacó como una firme promesa en su etapa júnior.

-¿Cómo se vio en el Campeonato de España y en la Copa Andalucía?
-Fueron dos campeonatos muy positivos, ya que a pesar de ser los primeros de esta temporada, obtuve buenos resultados y sobre todo sensaciones muy buenas.
-¿Esperaba batir su propio récord andaluz absoluto de 50 mariposa?
-Sabía que algún día lo volvería a hacer pero sinceramente no me lo esperaba tan pronto. Esto quiere decir que estamos en el buen camino.
-¿Qué ha cambiado en su manera de concebir la natación para que ahora esté ofreciendo su mejor nivel en algunas pruebas?
-Ahora cada vez que me tiro al agua lo hago sin presión, dispuesta a dar mi 100%, sin importarme lo que ocurra a mí alrededor. Antes fallaba en que me fijaba en aspectos externos que no podía controlar. Sin embargo, ahora solo me fijo en lo que controlo y en disfrutar nadando.
-Tras conseguir sus mejores resultados con el Torremolinos se marchó a Barcelona a entrenar, para terminar volviendo a Málaga cuando estaba lejos de su mejor nivel. ¿Se planteó retirarse antes de entrar en el club Inacua Málaga?
-Sí, me lo plantee varias veces durante la primera temporada en Málaga. Estaba perdida, pero gracias a mi familia y a mi equipo logré encontrarme y siendo feliz, conseguí a la temporada siguiente superarme y ser más constante entrenando. Así volví con más ganas que nunca.
-¿Qué le dijo su actual entrenador para volver a motivarla?
-Cuando entré en el club por primera vez, Patrick lo único que quería es que recuperara las ganas de nadar. Siempre me ha apoyado en las decisiones que he tomado y se lo agradezco mucho. Cada vez que me tiro al agua me recuerda que disfrute. Definitivamente, sin él, nada de esto hubiera sido posible.
-¿Disfruta ahora realmente de una manera plena de la natación?
-Sí, siento que es lo que realmente me gusta hacer, nadar, y ojalá todos los nadadores lo hagan también.
-¿Qué objetivos tiene para la nueva temporada?
-Mejorar los resultados de la temporada anterior, aunque siendo sincera, soy más de ponerme objetivos semanales o incluso diarios, vivir el hoy y mañana ya será otro día, de esta forma todo se hace más fácil y divertido.

TAGS:

El director técnico de natación de la Federación Andaluza y coordinador del Centro Especial de Tecnificación Deportiva de la FAN (CETD), Xavi Casademont, destacó la pasada temporada, gracias a los triunfos de sus nadadoras. Durante el verano entrenó a una campeona mundial, récord mundial y campeona de Europa júnior de 400 estilos, Alba Vázquez, y a una campeona de Europa júnior de aguas abiertas, María Claro. También tuvo a sus órdenes, junto a Marta Jiménez, a la mejor española en el Mundial absoluta de aguas abiertas, Paula Ruiz. Todos sus éxitos le sirvieron para ser elegido el mejor entrenador del año por la Asociación Española de Técnicos de Natación (AETN).

-¿Cómo vivió una temporada tan intensa con tantos frentes abiertos y títulos europeos y mundiales con Alba Vázquez y María Claro?
-Ya hace muchos años que las temporadas son intensas y, por el momento, los resultados nos acompañan. Esas situaciones las intentamos vivir con normalidad, centrándonos en el trabajo diario.
-¿Le sorprendió alguna de las medallas o sabía que podían lograrlo por el nivel que estaban dando en los entrenamientos?
-No se trata de sorprenderse o de saberlo. En la temporada se marcan objetivos individuales y se va a por ello. Si te sorprende una medalla significa que no sabes como la has conseguido y te será más difícil repetirla, aunque hay que tener claro que hay muchos nadadores, de mucha calidad, que también están luchando por esa medalla.
-¿Qué supone para un entrenador que trabaja en Andalucía recibir el premio al mejor técnico de España?
-El premio que me concedió la AETN ha significado mucho para mí porque es un galardón que otorgan los técnicos, es decir, mis compañeros de profesión. Y, para mí, eso es más importante que cualquier otro premio. Estoy en la obligación de compartir este premio con Marta Jiménez Bravo, mi compañera en el CETD, que está haciendo un gran trabajo. También hay que reconocer la influencia en los éxitos de Blanca de la Fuente, biomecánica del CAR Sierra Nevada, pues ha sido determinante.
-¿Cómo ve el nivel actual de los entrenadores andaluces?
-En Andalucía hay mucho talento y creatividad tanto entre los entrenadores como en los nadadores. El problema está en el tejido asociativo que es más débil que en otros lugares. Los clubes no suelen tener detrás el respaldo de una masa de socios y eso dificulta que se puedan llevar a cabo ciertas actividades. Pone también en una situación de precariedad la profesión de entrenador. Es un problema que, de no resolverse, condiciona la progresión de nuestra natación.
-Esta temporada va a entrenar al mismo tiempo a tres campeonas europeas o mundiales, Vázquez, Claro y Paula Ruiz ¿Va a cambiar o adaptar de alguna manera el sistema habitual de trabajo en el CETD?
-No, el sistema va a ser el mismo, ¿por qué cambiar lo que funciona?, aunque en cada temporada se introducen cambios con el objetivo de mejorar el programa. La diferencia estriba en que las tres nadadoras están incluidas en el equipo nacional absoluto y eso implica concentraciones, competiciones etc.
-¿Los Juegos Olímpicos son ya un objetivo en el CETD?
-Por supuesto, es un objetivo de esta temporada, con la ventaja de que las tres nadadoras son muy jóvenes y tendrán más oportunidades. Eso nos da la posibilidad de actuar con descaro, porque no tenemos nada que perder.
-¿Cuál es la rutina diaria de trabajo en el CETD?
-Es una pregunta obligada. Aquí, lo que a la gente le gusta leer es el gran sacrificio que hacen los deportistas, horarios densos, dificultades con los estudios etc, etc... La realidad es que no hay que olvidar que se trata de la elección individual de enfocar la vida hacia una actividad que nos apasiona y nos llena. Por tanto, la palabra sacrificio debe ser desterrada, yo mejor diría; decisión.

La onubense Alba Vázquez (Colombino) fue una de las grandes figuras de la natación española en la pasada temporada, gracias a los éxitos que acumuló a lo largo de un verano para enmarcar. Primero obtuvo el título europeo júnior de 400 estilos en Kazán. Posteriormente ganó un oro en 400 estilos y una plata en 200 estilos en el Mundial júnior en Budapest. El título de 400 estilos lo consiguió además batiendo el récord del mundo de la categoría, una gesta inédita hasta entonces en toda la historia de la natación española, pues ninguno de los nadadores españoles que lograron un oro en el Mundial júnior hasta ese momento –Mireia Belmonte y Hugo González entre ellos- fueron capaces de vencer en un mundial júnior batiendo el tope universal de esa edad al mismo tiempo. En Budapest venció con 4.38.53, una marca con la que rebajó en 48 centésimas el anterior récord júnior y con el que igualó la mínima olímpica que tendrá que hacer en 2020 para debutar como olímpica en Tokio. Sus gestas en Budapest le llevaron a ser noticia en los principales medios de comunicación nacionales y a recibir múltiples peticiones de entrevistas, algunas de ellas en programas de ámbito nacional como La Resistencia de Movistar Televisión. Vázquez, nacida en el año 2002, ya ha iniciado su tercera temporada en el Centro Especial de Tecnificación Deportiva de la FAN (CETD) que coordina el director técnico de la Federación Andaluza, Xavi Casademont. Hace menos de un mes debutó en la ISL, la competición que está reuniendo en los primeros meses de esta campaña a muchos de los mejores nadadores del mundo. De hecho forma parte del equipo que capitanea Federica Pellegrini en la ISL.

-¿Cómo ha vivido todas las felicitaciones y seguimiento que ha tenido por parte de la prensa tras la conquista del Mundial júnior?
-Todo fue muy de golpe. De un día para otro, todo el mundo estaba felicitándome y preguntándome sobre mi carrera deportiva o mi experiencia en el 400 estilos del Mundial. A pesar del agobio que llegue a tener cuando volví a casa y empecé mis vacaciones, creo que lo he sabido llevar bastante bien.
-Es más consciente ahora de lo que consiguió en el Mundial tras ver todo lo que ha venido con el paso de los meses?
-Soy más consciente ahora, pero aun así, todavía me cuesta un poco asimilarlo. Más allá de decir "soy la nadadora más rápida de mi edad en 400 metros estilos" que ya es algo muy grande, decir que actualmente soy la nadadora júnior más rápida de la historia en esta prueba es algo que nunca pensé que podría estar a mi alcance y es mucho más difícil de procesar. De todas formas, el Mundial ya pasó, por lo que intento no pensar en ello.
-Sea sincera, por favor ¿qué esperaba conseguir en el Europeo y el Mundial antes de empezar a competir?
-Desde el Europeo júnior de 2018, en el que quedé cuarta, ya tenía planteado con mi entrenador que al año siguiente íbamos a ir a por todas. El objetivo era subirse al podio, pero principalmente teníamos claro que íbamos a luchar por el oro europeo. Toda la temporada se centró en el Europeo júnior y cuando este pasó y quede campeona de Europa, nos planteamos intentar conseguir alguna medalla en el Mundial, pero el objetivo principal era intentar acercarse lo máximo posible a la mínima olímpica. Luego llegamos a Budapest y vimos el nivel que había allí, sabíamos que iba a ser muy difícil, pero tenía bastantes posibilidades de colgarme el oro.
-Ya ha hecho una mínima olímpica del próximo año ¿Los Juegos Olímpicos son ya un objetivo, un sueño o una ilusión?
-Ahora mismo, las olimpiadas son un objetivo. La mínima está hecha, eso es una realidad, pero a pesar de que solo necesito repetirla, soy consciente de que no va a ser nada fácil, los entrenamientos van a ser el doble de duros que el año pasado y este va a ser un año complicado junto con el segundo de bachillerato. El objetivo es ir, pero no me preocupa demasiado no conseguirlo, soy muy joven todavía y tengo tiempo para ir a las próximas olimpiadas.
-¿Qué le dicen sus compañeros del Centro Especial de Tecnificación Deportiva de la FAN tras ver lo que consiguió el pasado verano?
-Todos están muy contentos, todos somos compañeros de entrenamientos y sabemos lo mucho que se sufre. Cuando a alguien le va bien en alguna competición, nos alegramos mucho porque sabemos lo que cuesta conseguir resultados.
-Acaba de debutar en la Liga Internacional de Natación (ISL) ¿Qué ha sentido al verse rodeada de muchas de las mejores nadadoras del mundo?
-Ha sido una de las mejores experiencias que he tenido, poder compartir equipo con gente de distintos países y gente de tan alto nivel ha sido increíble. También ha sido como un golpe de realidad; a pesar de lo bien que me fue en el Mundial, eso ya no sirve, ahora soy absoluta y en esta competición se ha notado muchísimo el cambio. El paso de júnior a absoluta es un mundo totalmente distinto y creo que estas competiciones me van a ayudar a adaptarme mejor a este cambio tan brusco.

TAGS:

La nadadora granadina Marta Bonilla (Churriana) destacó la pasada temporada al participar en el Europeo júnior de Kazán, pese a ser de primer año. Bonilla compitió en 100 mariposa y en las series de la mañana del relevo 4x100 estilos. En la presente campaña ya trabaja para mejorar sus resultados de la campaña anterior.

-¿Qué recuerda de su participación en el Europeo júnior?
-En general, recuerdos más que positivos. De allí me traigo la experiencia de haber nadado en una piscina inigualable a ninguna en las que antes hubiera podido nadar. Me quedo con haber podido ver en persona a los mejores de Europa y del mundo, las buenas amistades que hice y, sobre todo, muchas cosas aprendidas y que me quedan por mejorar.
-¿Cómo vivió la experiencia de estar en una competición de ese nivel representando a tu país?
-A nivel deportivo, las cosas no salieron como esperaba, a pesar de que el trabajo estaba bien hecho. A competir se aprende compitiendo, nunca mejor dicho.
-¿Cuál es su reparto de horas para entrenar y estudiar al mismo tiempo en Málaga?
-En un día normal, en el CETD nos levantamos a las 5.35 de la mañana, hacemos el primer entrenamiento de agua del día de 6.10 a 7.45 (aproximadamente) y rápidamente nos vamos al instituto, ya que las clases empiezan a las 8.15. A última hora salimos a las 14.15 (media hora antes de lo que sería el horario normal) para ir a comer y prepararnos posteriormente para hacer la segunda sesión de agua del día, desde las 15.30 hasta las 17.45. Tras el entrenamiento de agua hacemos una hora de gym y nos vamos a la residencia para aprovechar y estudiar o hacer las tareas de clase hasta las 20.45 que bajamos a cenar. Ya después de eso intentas acostarte lo más pronto posible porque al día siguiente vuelta a empezar.
-¿Qué objetivos tiene para esta temporada?
-Eso queda entre mis entrenadores y yo, pero por supuesto voy a apuntar hacia arriba y ser lo más ambiciosa posible.
-¿Qué aspectos de su técnica cree que puede mejorar?
-Sinceramente creo que todo, la brazada, la patada, virajes, salidas, la posición...Me queda un mundo por mejorar y soy consciente de ello, por eso estamos aquí!

TAGS:

-¿Cómo se vio en la Universiada de Nápoles?
-La Universiada de Nápoles era mi única competición internacional este año, por lo que la preparación principal del verano fue dirigida a esta competición. Debido a estar en un buen estado de forma, los resultados fueron buenos, mejorando algunas marcas, pero sabiendo que todavía pueden mejorarse mucho.
-¿Qué tal vivió la experiencia de presenciar el ambiente de una competición de este tipo?
-Es una competición diferente a cualquiera en la que hubiera estado antes, por el simple hecho de que ya era absoluta y de un nivel muy alto. Fue una gran experiencia que me permitió aprender mucho y conocer a muy buenas personas.
-¿En qué universidad estadounidense se encuentra y que estudia?
-Actualmente estoy estudiando en la universidad de Northwestern que se encuentra en Chicago. Estoy cursando la carrera de ingeniería de diseño y desarrollo del producto.
-¿Cómo han sido sus primeros meses de estudios y entrenamientos en Estados Unidos?
-Tenía muy altas expectativas antes de llegar a Estados Unidos y no solo se cumplieron, sino que se superaron con creces. Estoy muy contento a nivel deportivo y sin ninguna queja a nivel académico, sin dejar atrás la amabilidad de todo el mundo. Sencillamente creo que he dado con un ambiente perfecto para rendir al máximo nivel en todos los sentidos.
-¿Qué horario de entrenamientos y estudios tiene cada semana?
-Entreno 6 días a la semana con 4 dobles sesiones, además de 4 sesiones de gimnasio. Clases tengo unas 4-5 horas diarias de lunes a viernes.
-¿Hay mucha diferencia entre entrenar y estudiar en España y Estados Unidos?
-No he tenido la posibilidad de vivir la experiencia universitaria en España, pero comparado al bachillerato que curse en mis últimos 2 años en España, aquí tengo muchas más facilidades, además de muchos compañeros en mí misma situación. Creo que en Estados Unidos se promueve mucho el deporte y ayudan mucho a los deportistas, además de poder compaginar el deporte de alto nivel siempre con los estudios.
-¿Sueña con ir a los Juegos Olímpicos?
-Siempre he soñado con ir a unos Juegos Olímpicos, pero no basta solo con eso, por lo que este año es momento de trabajar para que ese sueño se haga realidad. Es un objetivo complicado, pero se intentará hacer lo posible para estar ahí.

TAGS:

La nadadora cordobesa Mely Ruiz (Navial) debutó la pasada temporada como internacional en una gran competición logrando un bronce en 4x100 libres mixtos en la Copa Comen infantil de Bourgas (Bulgaria). Además fue quinta en 50 libres y sexta en 100 y 200 libres.
-¿Cómo se sintió debutando con la selección en la Copa Comen?
-Con mucho orgullo y responsabilidad de representar a mi país.
-¿En cuáles pruebas se sintió más cómoda?
-En 50 y 200 libres. En los relevos de libres mixto luché para alcanzar las dos medallas que logramos.
-¿Cómo preparó la competición con sus entrenadores del Navial?
-Con mucho esfuerzo, dedicación e ilusión queríamos dejar bien alto el nombre de la selección y por supuesto el de Andalucía.
-¿Cómo ha visto todos los éxitos que acumuló su club en los campeonatos andaluces y nacionales de la temporada de verano?
-Estoy orgullosa de formar parte del Navial. Cada vez que nado intento darlo todo, aunque a veces no salgan las cosas como espero. Deseo que esta temporada nos vaya igual o mejor que esta.
-¿Qué objetivos tiene para esta temporada?
-Mis objetivos son los que me marquen mis entrenadores, que son mis guías. Intento mejorar, aprender y corregir los errores y poner en buen lugar al Navial, Andalucía y la selección.

TAGS:

Patrocinadores

Colaboradores

Institucionales